Blog El local idóneo para tu negocio

El local idóneo para tu negocio

Cada vez que veas un negocio exitoso, alguien tomó una vez una decisión valiente.

PETER F. DRUCKER

 

Encontrar el local idóneo para tu negocio no es una tarea fácil. Cuando encuentras un local bien situado, puede ser que no cumpla los requerimientos técnicos que buscas. Y si cumple todos tus requerimientos, entonces puede ser que no lo puedes pagar. Te comentaremos a continuación las claves para encontrar el mejor local para tu negocio y que cumpla las 3B: “bueno, bonito y barato”.

De la misma forma que la tendencia a comprar viviendas vs alquiler es cada vez más común, en el caso de los locales comerciales lo más frecuente es alquilar vs comprar. Y es que el mundo de los locales es muy versátil, las zonas comerciales de moda hoy pueden ser mañana zonas comerciales marginales o viceversa. Es cierto que también puedes comprar un local y luego lo puedes vender cuando quieras, pero es una inversión que no todos pueden asumir.

Otra alternativa es realizar un alquiler con opción de compra, algo que, en ocasiones, recomendamos a nuestros clientes, según el tipo de negocio a instalar, tiempo de alquiler y perspectivas a largo plazo, pero de esta opción comentaremos en otro momento.

Entonces, si tu única opción es alquilar, no queda más que seleccionar el local que mejor se adapte y cumpla tus necesidades comerciales, las normativas vigentes y los requerimientos funcionales.

 

Requerimientos comerciales.

Es muy importante que tu local se encuentre en una zona acorde con tu negocio. Si se trata de un negocio comercial, es importante que esté situado en una vía principal de la ciudad, del barrio o del pueblo en el que se encuentre. Si el local se sitúa en esquina, mucho mejor. Y cuanta más fachada tenga, mejor.

A los negocios de hostelería les pasa más o menos lo mismo, pero además deberás tener en cuenta si tienen área de terrazas. Las oficinas también tienen que ubicarse en calles céntricas, pero sin embargo no es importante que tengan mucha fachada, pudiendo situarse incluso en una entreplanta, en un primer piso o incluso en un edificio de oficinas.

Existen ciertos negocios, denominados de barrio, que pueden situarse en zonas no tan céntricas, como puede ser el caso de zapaterías, ultramarinos, pequeño comercio, talleres, bares, etc. Aquí es más importante situarse en una zona con poca competencia, puesto que se trata de negocios de cercanía.

 

Requerimientos funcionales

El principal requerimiento funcional es el tamaño del negocio. El local no debe ser ni muy pequeño ni muy grande (el costo por m2 se nos encarecería demasiado). Sin embargo, debemos considerar que los comercios cada vez tienden a ser más grandes, tanto por requisitos técnicos como para lograr mayor satisfacción del cliente. Cada vez están más de moda las tiendas autoservicio, es decir, las farmacias que parecen supermercados, las droguerías que parecen supermercados y los talleres que parecen supermercados. A los usuarios les gusta tocar los productos, leer las etiquetas, comparar… Por tanto, cada día son menos los negocios con un simple mostrador y un almacén al fondo.

Hay que contar con las áreas de almacén. Es mejor tener medio local ordenado y un almacén, que todo el negocio desordenado y repleto de productos. Los sótanos, cabrete o las entreplantas son un lugar muy bueno para ubicar estos almacenes.

 

Requerimientos normativos

Cada día nos encontramos con más regulaciones, bien sean desde el Ayuntamiento, que regula todas las actividades comerciales, como las regulaciones estatales y autonómicas, entre ellas el Código Técnico de la Edificación (CTE, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en la Edificación (RITE) y otras.

Para montar un negocio en un local hay que tener claros dos conceptos: el concepto de uso y el concepto de actividad.

- Uso: Todos los locales o edificios tienen un uso. Los usos están regulados por el planeamiento municipal, por lo que pueden ser varios en función de cada municipio. Pero en general, los usos más comunes son: residencial, comercial, oficinas, industrial, almacenamiento, pública concurrencia, etc.

- Actividad: Se trata del negocio concreto que se va a desarrollar dentro de un local. Existen tantas actividades como negocios diferentes pueda haber. Por tanto, dentro de un mismo uso (por ejemplo, el comercial), pueden desarrollarse multitud de actividades diferentes (tiendas de ropa, pescaderías, zapaterías, copisterías, perfumerías, etc.).

Cada vez que queramos montar un negocio en un local deberemos desarrollar un proyecto de actividad, realizado por un técnico competente. Existe una excepción, y es que realicemos una transmisión de la actividad (también llamado cambio de titularidad), es decir, que nos adaptemos a la actividad que ya existía, en cuyo caso no tendríamos que realizar un proyecto de actividad nuevo, puesto que continuaríamos la actividad anterior. Para ello la actividad tiene que ser la misma o muy parecida, es decir, si antes había una frutería no podemos pasar a prestar servicios de impresión, pero igual sí que podríamos pasar a vender otro tipo de alimentos. Pero, aunque pasemos a prestar servicios de impresión, cambiamos de actividad, pero no cambiamos el uso del local, que seguiría siendo comercial.

Los requerimientos para un cambio de uso son mucho mayores que para un cambio de actividad. Los cambios de actividad, sobre todo si no se realizan obras, admiten muchas más tolerancias que los cambios de uso. No todas las actividades que se puedan situar en un bajo comercial son comerciales. Existen actividades consideradas como uso de pública concurrencia, que implican un cambio de uso, y que además son mucho más restrictivas en materia de protección contra incendios. Es el caso de las actividades de hostelería, los gimnasios, las salas de exposición, etc.

¿Cómo encontrar el local adecuado para mi negocio?

La mejor manera es buscar asesoramiento con un consultor inmobiliario. Consultores o agentes inmobiliarios existen muchos, (casi en cada esquina hay una agencia inmobiliaria), pero consultores inmobiliarios especializados en la actividad comercial, industrial y de negocios no hay muchos.

Por eso te recomendamos consultar a un agente especializado, que te asesore y gestione la búsqueda de locales. Este servicio puede incluir el análisis de varias opciones que puedan adaptarse a tus necesidades.

Seguramente este servicio, que incluso muchas veces es gratuito, te sale mucho más barato que pagar un mes de alquiler o pagar por la compra de un local que finalmente no sea el adecuado a tu negocio.

Encuéntranos en

Localia Inmobiliaria, Calle Cuesta, 4, Santander, España
693236218
942405640
[email protected]